The Revenge of the Soul Eater

Volumen 3

Capítulo 6: Parte 7

 

No debería dejar pasar el tiempo en este tipo de cosas.

Pensando en eso, decidí encontrarme con Liddell el día después de que hablé con Miroslav. Aunque, no tengo una obligación con el gremio, así solo le dije que venga en una hora designada.

Luego, exactamente a la hora especificada, Liddell usando el uniforme del gremio llegó. Parece que estaba trabajando en el gremio justo antes.

Miroslav guió a Liddell a mi habitación. Solo metí a Liddell en la habitación y dejé que Miroslav actuara como guardia frente a la puerta. Nadie en la casa puede escuchar a escondidas, pero es posible que la conversación se interrumpa involuntariamente, y no habría que estar nerviosos si los enanos intervienen durante la conversación.

Liddell, que estaba delante de mis ojos en mi habitación donde incluso hay una cama, no en una habitación de invitados, se podía ver claramente que estaba pálida.

Al principio, me preguntaba si Liddell tenía miedo de lo que pasaría, pero al mirar bien, se puede ver una fuerte luz en los ojos de Liddell. Pensé que eran los ojos de una persona que se determinó.

Por lo tanto, parece que la cara pálida que tiene es simplemente por el cansancio. Se trata de Liddell que está orgullosa de trabajar para Ishka, así que supongo que no ha podido dormir o comer bien desde que ocurrió la estampida.

Bueno, es una invitada, así que debería ofrecerle una silla. Cuando lo pensé y traté de abrir la boca, Liddell se adelantó.

Bajó la cabeza. No era algo ligero, ella dobló su cintura 90 grados profundamente.

Con esa posición, Liddell habló con una fuerte voz.

[Le agradezco por aceptar escuchar mi solicitud, “Asesino de dragones”]

[Ohh, escuché que en el gremio me llaman el “Falso asesino de dragones”]

Al decirlo con algo de malicia, los hombros de Liddell temblaron.

No puedo ver su cara porque mantiene la cabeza baja, pero de alguna manera siento que la recepcionista está apretando los labios.

[Huh…..iba a disculparme por eso]

[Hmph. Bueno, no me importa cómo me llamen. Pero si te vas a disculpar, entonces te escucho]

Cuando le pedí que se sentara, Liddell se sentó en un sofá con una mirada tensa.

Incluso con ese ligero movimiento, se puede ver que tenía una fuerte cautela conmigo. No, no sería cautela, sería más nerviosismo, o tal vez debería llamarlo miedo.

Esta recepcionista parece pensar que soy una especie de monstruo carnívoro o algo así.

Que grosera—–me gustaría expresar mi enojo, pero eso cortaría las cosas y sería un problema.

Cuando me reí irónicamente como si me estuviera elogiando, no sé cómo habrá interpretado mi expresión, Liddell se puso aún más pálida. Tenía las mejillas casi terrosas, por lo que me preocupaba que fuera a colapsar en cualquier momento.

Bueno, para Liddell, supongo que eso sería mejor.

Si solicita que detenga las represalias contra el gremio, está claro que pediré algo a cambio. Entregarse a la persona que desprecia por el bien de su amado maestro del gremio—–no importa cuán firme sea esta recepcionista, no puede mantener la calma.

Miré a esa Liddell y doblé los labios. Si fuera otra persona, diría unas cuantas cosas para distraerme del pasado, pero no tenía ganas contra alguien como Liddell.

Al estar frente a frente, recordé ese día que el gremio me expulsó como si fuera ayer. La recepcionista que me miraba con unos ojos como si estuviera viendo algo asqueroso, ahora trata de pedir perdón con el rostro pálido y tembloroso.

—–Se dice que el mundo da vueltas, creo que a esto se refiere. Reí un poco sacudiendo mi garganta.

Después de eso, lo que dijo Liddell fue casi lo mismo que escuché ayer de Miroslav.

Sin embargo, parece que Liddell no fue quien dio origen al nombre de el “Falso asesino de dragones”.

Liddell le había informado adecuadamente a Elgart lo que sucedió el día de la aparición de la Hydra, e incluso en el caso de la subyugación, creo que juzgaron que era posible que yo lo hubiera hecho debido a como soy ahora.

Más bien, Liddell parece haber estado tratando de evitar que los malos rumores me perjudiquen. Mientras más malos rumores se propaguen entre el gremio y los aventureros, mayor será mi hostilidad hacia el gremio.

Liddell, deseando evitar convertirme en un enemigo, trató desesperadamente de contrarrestar la mala reputación, pero terminó sin éxito. Las sospechas y celos eran peores que los esfuerzos de Liddell.

Es comprensible que tales reacciones ocurrieran porque el aventurero de la más baja clase, que había sido acusado de ser un “Parásito” hasta hace un tiempo, ahora se le conoce como “Asesino de dragones”.

Además, debe haber habido un mago que dio un salto para difundir la mala reputación debido al esfuerzo de Liddell.

Es por eso que el mago tomó esa acción, creo que probablemente quería darme una excusa para culpar al gremio. Me afectaría temporalmente, pero es posible que lo haya decidido dado que se podría obtener un mayor resultado como compensación.

Por lo tanto, esa decisión fue correcta ya que así lo demuestra la presencia de Liddell de esta forma.

Difundir una mala reputación, arrinconar a otros, guiarlos en la dirección que se desea—–es una técnica maravillosa, y se resalta la habilidad del mago. Es muy similar a la manera en que se difundió el nombre de “Parásito”, aunque solo debe ser mi imaginación. Kukuku.

…..Oh cielos, se me salió lo oscuro sin querer.

Cuando sacudí ligeramente la cabeza para disipar mis emociones, miré a Liddell nuevamente. Ella espera la decisión—–no, su aspecto hace recordar a un prisionero que espera ser ejecutado, y se veía mucho más pequeña que cuando estaba en el mostrador de la recepción.

[En conclusión, no pretendo detener las represalias contra el gremio. Podría considerarlo, pero en ese caso, ya debes saber lo que eso conlleva ¿no?]

Cuando señalé la cama con la barbilla, Liddell cerró los ojos y asintió.

[……….Estoy, preparada]

[Así que está bien si es por tu amado maestro del gremio ¿eh? Eso algo muy admirable]

No tengo ninguna duda en embarrar su valiente determinación.

Pensando en eso, dirigí mis ojos hacia los pechos y cintura de Liddell. Una recepcionista vestida con su uniforme del gremio adecuadamente con algo de gracia. Su colega Parfait afloja la parte de su pecho y expone lo más que puede sus extremidades para atraer la mirada de los aventureros, pero Liddell no es así.

Aún así, la parte de su pecho que tiene un buen volumen era lo suficientemente atractivo, y su cintura es delgada para que pueda sostenerla. Sus extremidades estiradas y delicadas hacen sentir la suavidad femenina. Especialmente, sus dedos delgados y largos parecían ser útiles.

Si puedo obtener a esta mujer, podría renunciar a las represalias contra el gremio a cambio. Naturalmente lo pensé así.

Sin embargo, hay que pasar por una línea para llegar a eso. Así que decidí mencionarlo.

[Ojo por ojo, diente por diente. Es un dicho en la ley imperial, ¿Lo sabes?]

Cuando le pregunté, Liddell, que había cerrado los ojos y soportó mi mirada lujuriosa, levantó la vista sospechosamente.

[Sí, lo sé…..]

[Esta es una ley que afirma la venganza, pero al mismo tiempo prohíbe la venganza más de lo necesario. Está permitido aplastar los ojos de una persona que aplastó los tuyos. Pero, no está permitido cortar sus extremidades o quitarle la vida. No soy una persona jurídica o algo así, pero pienso que esta idea es razonable]

No creo que “Espada del halcón” que trató de matarme sea igual que el gremio que expió sus pecados.

Si pensara que son culpables, entonces solo mataría a Elgart y secuestraría a Liddell. Pero ya que no pienso así, ideé “Una manera pacífica de pelear contra el gremio”.

Las represalias contra el gremio es eliminar su influencia como organización. No importa quién sea el maestro del gremio, lo llevaré a un estado en el que nunca vuelvan a meterse conmigo.

Hubo algunos eventos inesperados en el camino, pero la situación es más o menos lo que quería.

Elgart y Liddell me desecharon por el bien del gremio, y como resultado, el gremio caerá por sus propias manos. Debería ser una venganza más que suficiente para dos personas importantes de Ishka y el gremio.

Seguí hablando de ese tipo de contenido. Liddell escuchó en silencio durante un rato, pero finalmente dejó salir una voz temblorosa.

[En otras palabras, ¿Qué es lo que quieres decir? Si vas a hostigarme…..]

[Estoy diciendo que mi venganza pronto terminará sin que tengas que usar tu cuerpo para detenerme. Y sobre Sergei. No tengo la intención de estar de acuerdo con el maestro del gremio de la capital real]

[¿…..En serio?]

[Sí. Estás usando tu cuerpo para detener el último paso—–eso es solo la disculpa de “Espada del halcón”]

Si eso es mortal para Elgart, entonces vale la pena que Liddell se entregue a mí.

Pero, si no es eso, las acciones de Liddell serían terriblemente derrochadoras. Y si me deja hacer “una cosa”, mi venganza hacia el gremio de aventureros estará completa. ¿Es realmente necesario que se entregue a mí solo para detener esa “una cosa”?

Pensando en eso, Liddell apretó las cejas con confusión y preguntó.

[¿Por qué me dijiste eso? Podrías haberte acostado conmigo con solo guardar silencio]

[Ciertamente eso habría sido más inteligente, pero simplemente quería pasar por la línea]

[Ojo por ojo ¿verdad? ¿Acaso es lo mismo que hiciste con Rona?]

Liddell dijo el nombre de la hija de posada “Ave azul”. Yo me encogí de hombros.

[Eso ni siquiera es una venganza. Cuando me echaron de la posada, me dijo que la próxima vez que vaya pueda dar al menos una propina, así que eso hice. Incluyendo cargos por molestias anteriores]

No es mi culpa que ese padre e hija estén asustados o ansiosos por entender profundamente el significado de la gran cantidad de propinas repetidas. Sabía que a medida que aumentaba mi fama, esos dos tenían miedo de qué tipo de represalia obtendrían, pero no tengo la obligación ni razón de eliminar su ansiedad. Así era la cosa.

Después de escuchar, Liddell habló para confirmar.

[Si retiro mi solicitud, podré irme ¿verdad?]

[Correcto. Por supuesto, no me importaría si te quitas la ropa si no quieres cambiar de opinión—–Bien, ¿Qué harás?]

Al hacerle una pregunta simple de entender, esperé la respuesta de Liddell.

 

***

 

Después de un rato.

Miroslav, quien acompañó a Liddell hasta afuera, regresó y abrió la boca temerosamente.

[…..Maestro, ¿Esto le parece bien?]

[No importa. Si el gremio entra en desorden, las funciones de la ciudad no se podrán mantener. Eso también es un problema para mí. Además, no quiero tener que acostarme con alguien que fue preparada cuando todo estaba planeado]

Cuando la miré agudamente, Miroslav sacudió su cuerpo, y se inclinó profundamente con un movimiento que hacía recordar a Liddell antes.

[¡Lo siento mucho! ¡Hice cosas de más!]

[Demuestra tu sinceridad con acciones, no con palabras. Afortunadamente, o no sé si pueda llamarlo así, pero después de lo que pasó, perdí todo el tiempo que había reservado para Liddell]

No le dije que hacer específicamente, pero parece que Miroslav inmediatamente entendió mis intenciones.

Mientras sus mejillas se teñían de rojo de lo pálida que estaba ahora, la maga pelirroja puso sus manos sobre el cinturón de su ropa.

5 comentarios sobre “The Revenge of the Soul Eater

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: